Recomendaciones para afrontar la hiperinflación en Venezuela

Con una inflación galopante, factores como el descenso de los precios del petróleo, la política de gasto y déficit fiscal, además del control de cambio, obligan al ciudadano común a replantear sus estrategias financieras y afrontar los embates de la crisis. Esto con el fin de sobrellevar la situación y no morir en el intento a causa de la debacle económica que acelera a pasos agigantados y desmejora el estilo de vida del venezolano.

En este sentido, y con la intención de ofrecer algunas recomendaciones, hemos creado este post para que se puedan ayudar a sostener la economía familiar y paliar el aumento generalizado de los precios.

A propósito del escenario que se avizora para los próximos meses se recomienda que hay que racionalizar el dinero para prepararse para una crisis mucho más fuerte y larga, cosa que ya que se conoce, pero que por ello la forma de manejar la economía personal debe cambiarse drásticamente.

Las estrategias de protección y reacción a la hiperinflación suelen ser familiares y solo funcionan cuando todos los miembros de la familia entienden el problema y participan en la discusión sobre cómo enfrentarla de la mejor manera posible, entendiendo que traerá sacrificios mayores.

No tiene ningún sentido mantener bolívares en tu cuenta ni en tus manos. Debe cambiarse de inmediato por bienes o moneda dura, que es prácticamente cualquiera que no sea la tuya.

La idea no es generar un gasto superfluo, sino adelantar compras indispensables o canjear dinero, efímero, por activos que servirán en el futuro como reserva de valor: activos monetarios como las divisas o bienes comercializables.

No vender los activos fijos, como apartamentos, terrenos, locales, carros. ?Si no tienes opción y necesitas vender activos para vivir, trata de vender primero aquellos que te representan costos de mantenimiento y no ingresos por actividad o alquiler.

Es un error prestar un servicio o vender un activo y permitir el pago a largo plazo a menos que la operación sea valorada en moneda dura.