CUIDAR LA ENTRADA:
Lo básico de estas zonas importantes dentro de la oficina gerencial, debemos tener una buena iluminación, limpio, despejado y sobre todo decorado con tonos alegres que puedan invitar a entrar y asimismo si tienes recepcionista puedes ubicar de forma adecuada para que de esta manera tenga mayor visión de entrada y sobre todo nunca debe estar enfrentada directamente con la puerta.

LOS COLORES:
Tienes que elegir tomando en consideración la actividad que desempeñas y las características del espacio como por ejemplo el color durazno ayuda a ser convincente para los empleados que se basan en la comunicación es decir dependiendo al trabajo de escuchar, conciliar y comunicar de la mejor forma. Por lo tanto los tonos relacionados con el naranja que son los más indicados.

PROTEGE SU ESPALDA:
Para poder cumplir de la mejor manera nuestro trabajo debemos resaltar una regla básica que nunca debes dar la espalda a una puerta o espacio vacío, por lo cual la sensación de inseguridad que esto produce puede ocasionar un mal desempeño de trabajo. Asimismo en la ausencia de una pared sólida donde deseas ubicar un escritorio puedes ayudarte colocando una montaña virtual como un cuadro que resalte un elegante estilo decorativo para una oficina gerencial.

LA ILUMINACIÓN:
La luz es muy utilizada para el equilibrio de nuestra oficina y sobre todo debes evitar las luces fluorescentes, por lo cual lo ideal es hacer una combinación de luces amarillas y blancas que ayuden a crear un flujo armonioso de energía para el trabajo correcto.