Están sin contacto con los funcionarios bonaerenses desde la última reunión, producida el martes pasado. Desde SUTEBA aseguraron que si en la semana no hay acuerdo, vuelven las medidas de fuerza.

Docentes volverían al plan de lucha

Arranca una nueva semana con el sumo hermetismo de los funcionarios provinciales. Desde la última reunión con los docentes -llevada a cabo el último martes-, desde ningún ministerio se comunicaron con los gremios. Por eso "no sabemos cuándo vamos a volver a discutir. Y esto es grave", le dijeron a "Crónica".

De todas maneras, el frente gremial se mantiene en estado de alerta y advierte que se "profundizará el plan de lucha". El ciclo lectivo arrancó de manera conflictiva. El inicio de clases se pospuso por un paro nacional de 48 horas. La mecánica se volvió a repetir en marzo y abril. Y no solamente en Buenos Aires, sino en el resto del país.

Sin embargo, en la provincia bonaerense, según explicaron en más de una oportunidad los referentes gremiales, se desarrolló un "código" entre ambas partes. "Vos mandá a los chicos a las aulas y nosotros nos sentamos a discutir", fue el mensaje que dejaron diversos funcionarios. Y así fue.

De todas maneras, el continuo diálogo no llevó a resolver el conflicto, ya que la paritaria continúa abierta y en las últimas reuniones no se avanzó en mucho. Es por eso que la secretaria gremial de Suteba, María Laura Torre, advirtió que en caso de no haber "soluciones por parte del gobierno bonaerense" durante la semana que viene, "se profundizará el plan de lucha".

Al ser consultada sobre si la "tregua de no hacer paros" con el gobierno de María Eugenia Vidal se pone en peligro, Torre respondió: "Lo que peligra es el salario docente porque si hacen oídos sordos al fallo vamos a cobrar este mes lo mismo que en diciembre de 2016. El gobierno vuelve a poner en peligro a todos los maestros con un destrato muy grande".

Cabe recordar que, en la última reunión paritaria, el gobierno planteó una suma no remunerativa de 1.500 pesos por cargo -o su equivalente en horas cátedra- como compensación a la inflación de 2016, con un tope de 2.500 pesos, y un piso de aumento de 20% para 2017, en dos pagos (11% en abril y 9% en septiembre), con una cláusula gatillo atada a la inflación.

Por su parte, Miguel Díaz (Udocba) destacó que "presupuesto hay. Eso se puede comprobar con ir a la página del Ministerio de Gobierno, que nos dice que el presupuesto de este año es de 525.000 millones contra un presupuesto de 350.000 millones del año pasado".

En tanto, fuentes cercanas a Vidal le confirmaron a "Crónica" que por el momento "no está prevista ninguna reunión".